Trucos para gestionar la ansiedad

Psicólogo en Pamplona

Hoy en Psicólogos Pamplona vamos a darte unos trucos para gestionar la ansiedad:

-Respiración profunda:

Este ejercicio es muy sencillo de realizar y es muy útil para controlar las reacciones de nuestro cuerpo antes y después de la situación emocionalmente intensa.

Toma aire en profundidad contando mentalmente hasta 4.

Después mantén la respiración contando hasta 7.

Tras ello expira contando hasta 8.

Repite el proceso un par de veces hasta que te sientas mejor.

Recuerda siempre realizar la respiración de manera abdominal.

-Detén tu pensamiento:

Puedes utilizar este truco también antes, durante o posteriormente a la situación de agobio.

AL empezar a notarte alterado, nervioso o incómodo, presta atención a tus pensamientos y dí basta a aquellos de índole negativa. Sustitúyelos por pensamientos positivos. Sabemos que puede ser un poco difícil lograrlo y darle la vuelta a estos pensamientos negativos, pero con un poco de práctica lo lograrás.

Puedes cambiar pensamientos negativos como:

“Todo me sale mal”

“No lo soporto más”

“Soy un desastre”

“No puedo controlar esto”

“Lo hace a posta”

Por pensamientos positivos como:

“Voy a intentarlo de nuevo”

“Voy a intentar aguantar un poco más”

“Si me esfuerzo un poco más puedo lograrlo”

“Voy a intentar controlarlo”

“Lo más seguro que no se acuerde de que eso me molesta”

-Ensaya mentalmente:

Este truco se utiliza antes de las situaciones en las que no estamos seguros o cómodos.

Para ello solo tendrás que imaginarte en la posterior situación de incomodidad, e imaginar que todo va a salir bien. Repite esto varias veces para conseguir confianza en ti mismo y así hacerlo después más relajado y confiado.

 

Psicólogo Pamplona

-Relaja los músculos:

Este tip puedes utilizarlo antes, durante y después de esa situación agobiante, aunque se necesita practicarla varias veces para llevarla a cabo eficazmente.

Para ello deberás:

Sentarte tranquilamente de manera cómoda con los ojos cerrados.

Empieza a relajar poco a poco todos los músculos de tu cuerpo, empezando desde los pies, por los dedos hasta llegar al cuello y terminando en la cabeza.

Cuando ya estén tus músculos relajados, intenta imaginarte en un sitio calmado y pacifico que te sea seguro, para sentirte relajado y despreocupado.

Practica esto lo más que puedas, al menos una vez al día durante unos 10 minutos. A más veces lo hagas, más fácil te será hacerlo de manera instantánea cuando realmente lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies